Ensayos Clínicos

La Unión ha desempeñado un papel activo en los ensayos clínicos de TB desde principios de la década de los años 60, cuando participó en el primer ensayo clínico colaborativo internacional que validó el “método Edimburgo” de Sir John Crofton como el estándar ideal para el tratamiento de la TB. Posteriores ensayos estudiaron la eficacia de la quimioterapia en pacientes no tratados previamente, la fiabilidad de las radiografías de tórax, la microscopía de mancha de esputo, las reacciones adversas al BCG, los regímenes de tratamiento  administrados por cuenta propia contra los regímenes de tratamientos supervisados, así como otros temas. 

La Unión creó la División de Ensayos Clínicos en 1996 para a) iniciar y dirigir ensayos de nuevos fármacos y combinar regímenes para el tratamiento de la tuberculosis, b) desarrollar una sólida red internacional de centros de ensayos clínicos y c) asegurar la disponibilidad de sus centros para dirigir los ensayos que cumplan con los requerimientos de la GCP (siglas en inglés de Buenas Prácticas Clínicas) y la GLP (siglas en inglés de Buenas Prácticas de Laboratorio).

Pruebas en curso

STREAM para probar un régimen de tratamiento de 9 meses de duración contra la MDR-TB
La evaluación de La Unión de un régimen estandarizado de tratamiento consistente en fármacos contra la tuberculosis para pacientes con tuberculosis multi-resistente o STREAM intentará determinar si un régimen de tratamiento de 9 meses desarrollado e implementado por la Fundación Damien y el Instituto de Medicina Tropical, y utilizado con notable éxito en Bangladesh, puede ser utilizado en diferentes escenarios con resultados equiparables.

La Unión colabora con el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido en un estudio de cuatro años de duración que se realizará en 400 pacientes de Etiopía, Sudáfrica y Vietnam. Esta selección de países se ha basado en sus índices nacionales de TB, MDR-TB y co-infección de TB-VIH, además de en otros criterios tales como su capacidad para proporcionar una conveniente supervisión de los pacientes, calidad de los laboratorios y el completo apoyo del programa internacional contra la tuberculosis.

Se espera que los resultados del estudio proporcionen evidencias importantes que puedan servir como recomendaciones en el tratamiento de la MDR-TB para las agencias globales, incluyendo la Organización Mundial de la Salud y La Unión, así como para la creación de directrices y políticas sanitarias para el tratamiento de la MDR-TB en los países con un alto índice de casos de esta enfermedad.

El estudio STREAM es parte de la iniciativa llamada TREAT TB (siglas en inglés de Tecnología, Investigación, Educación y Asistencia Técnica) que está financiada por USAID y dirigida por La Unión. Coherente con las metas de TREAT TB, el objetivo más importante de STREAM consiste en comprobar que investigación, tecnología y educación se utilizan cada vez con mayor frecuencia para mejorar la gestión de pacientes en los países seleccionados para la prueba.

Para más información acerca de TREAT TB, pulse aquí.