Refuerzo de los Laboratorios

Disponer de laboratorios eficientes es esencial para el control de la tuberculosis, no sólo para el diagnóstico de casos, sino también para la detección de cepas de TB multi-resistente a los fármacos. Desde 2004, el Programa de Refuerzo de Laboratorios de La Unión ha ofrecido asistencia técnica, proporcionado formación y dirigido investigación operacional para fortalecer la red de laboratorios nacionales y mejorar su producción. Las diversas actividades son dirigidas o coordinadas fundamentalmente desde la Unidad de Micobacteriología del Instituto de Medicina Tropical en Antwerp, Bélgica, donde se ubica la mayoría del personal de laboratorio de La Unión.

Mejorando el diagnóstico de la TB por baciloscopia

Diagnosticar la tuberculosis infecciosa es el primer paso en el control de esta enfermedad, y el modo más apropiado de hacer esto es examinar las manchas de esputo con un microscopio para detectar los bacilos acidorresistentes (AFB). Las técnicas estándar de baciloscopia han estado disponibles durante muchos años, pero la baja tasa de detección de casos de TB, no sólo de los tipos más infecciosos, se ha reconocido como uno de los principales obstáculos para un control satisfactorio de la TB en el mundo. En los últimos años, nuevas técnicas mucho más eficientes como la microscopía de LED fluorescente se encuentran ahora al alcance de los países de ingresos bajos, y La Unión es puntera en la promoción de su uso generalizado y en la resolución de las barreras logísticas como parte del que podría ser el método más eficiente y fácilmente aplicable para reducir el porcentaje de casos que aún permanecen sin detectar por técnicas convencionales. Como muchos logros recientes en esta área, el personal de laboratorio de La Unión ha liderado el desarrollo de nuevas herramientas para la mejora de la microscopía. Junto con expertos de otras organizaciones, las viejas guías de microscopía de La Unión y la OMS fueron completamente revisadas y pronto serán reemplazadas por una nueva guía común, incorporando, en un formato altamente práctico, gran cantidad de cambios que pueden ser incorporados sin modificaciones en todos los países. Otro nuevo producto consiste en una guía para la evaluación de redes de microscopía, destinada a preparar la acreditación de redes de laboratorios más que a pequeños laboratorios individuales. Ambos proyectos han sido patrocinados por USAID/TBCARE.

Supervisando la calidad de los test de sensibilidad farmacológica (DST)

Como parte del Proyecto Global para la Vigilancia de Resistencia Farmacológica de la TB llevado a cabo por la OMS y La Unión, el laboratorio colaborador de La Unión en Antwerp organiza anualmente pruebas de eficiencia para asegurar la calidad de los test de sensibilidad farmacológica. Las pruebas tienen lugar entre los laboratorios de la SRLN (siglas en inglés de la Red Supra-nacional de Laboratorios de Referencia en TB). Los Laboratorios Nacionales de Referencia están también sujetos a controles de calidad, utilizando las mismas pruebas, así como a la re-comprobación de las rutinas de resultados. Desde 2007, estas pruebas se han realizado no sólo con las cepas resistentes a medicamentos de primera línea (TB multi-resistente a los fármacos o MDR-TB), sino también con cepas resistentes a medicamentos de segunda línea (mayormente TB resistente a los fármacos o XDR-TB), lo que en un futuro se ampliará al piracinamida y las técnicas moleculares DST. Las pruebas también han arrojado luz sobre los problemas recién descubiertos del principal fármaco de primera línea, la rifampicina, lo que ha llevado a investigaciones sobre las causas y posibles soluciones de estos. Particularmente en esta era de cambio de énfasis hacia el diagnóstico molecular de la TB, estos esfuerzos han llevado a importantes conclusiones prácticas respecto a estándares de excelencia que pueden facilitar el uso de los resultados de la rifampicina resistente obtenidos por ejemplo con el sistema Xpert MTB/RIF.

Tests para MDR- y XDR-TB

Desde 2008, La Unión se ha centrado en la efectividad y eficiencia de los laboratorios a la hora de identificar la MDR-TB y la XDR-TB. El objetivo ha sido encontrar una estrategia más eficiente para el estudio de la resistencia a los principales fármacos de primera y segunda generación, además de proporcionar diagnósticos rápidos y certeros para los casos individuales. Al mismo tiempo, el personal de laboratorio de La Unión, junto con la Fundación Damien, ha desarrollado con éxito un régimen de tratamiento abreviado y altamente efectivo para la MDR-TB en Bangladesh. La gran implicación del SRL de Antwerp ha sido fundamental en esta misión, así como en el estudio de los determinantes de resistencia para sus resultados. Éste y otros trabajos permitirán definir con mayor precisión las circunstancias en las que este régimen de tratamiento puede producir resultados igual de positivos. Aprovechando estos resultados, el personal de laboratorio en Antwerp es ahora responsable de la coordinación, control de calidad y test de laboratorios de referencia para el ensayo clínico STREAM de La Unión.

Con la expansión de la TB multi-resistente a los fármacos, los laboratorios se encuentran cada vez bajo mayor presión a la hora de identificar estos bacilos por medio de los test de sensibilidad (DST). El personal de laboratorio de La Unión ha estado explorando nuevas técnicas basadas en la microscopía, aptas para la vigilancia y el posible diagnóstico de tipos de TB altamente resistentes a los fármacos en laboratorios de nivel intermedio que no dispongan de la seguridad e infraestructura necesarias para los DST convencionales.

Creando una red de laboratorios de diagnóstico

Otra meta ha sido la difusión de la SRLN y la mejora de su capacidad para monitorizar y apoyar los programas nacionales contra la tuberculosis (NTP) en países de rentas medias y bajas, así como ayudarlos a conseguir y mantener los estándares internacionales de calidad. A este fin, se creó en 2006 en Tailandia un nuevo laboratorio de supra-referencia (SRL), mientras que Benín, Uganda y Tanzania fueron intensamente tutelados entre 2007 y 2010, en colaboración con el Amsterdam KIT (Koninklijk Instituut voor de Tropen). Como resultado de este intenso trabajo, Uganda fue declarada SRL completo por la OMS a principios de 2013 y, poco después, obtuvo de manera oficial su acreditación de laboratorio. También Benín fue aceptada como SRL candidato por la OMS en 2011 y sigue preparándose para su acreditación. Gracias a estos proyectos TBCARE financiados por USAID, tanto Uganda como Benín ya proporcionan apoyo a varios países de su región por medio de cursos de formación, visitas de asistencia técnica, etc.