Contra el Hábito del Tabaquismo

Estableciendo un sistema electrónico de abandono del tabaco en China

Los servicios chinos para el abandono del tabaco fueron altamente ampliados gracias al trabajo de La Unión  con los servicios nacionales de salud. La Unión está trabajando para establecer un sistema electrónico para el abandono del tabaco que no sólo promueve que los facultativos registren el estatus de fumador de los pacientes y el consiguiente asesoramiento para el abandono del tabaco sino que también imprime autorizaciones para la derivación a los centros especializados. Este sistema está siendo utilizado actualmente en 15 hospitales y atiende a unos 4,400 pacientes al día. La Unión apoya la ampliación de este sistema.

La Unión ayuda a crear servicios de abandono del tabaco en China

Los servicios chinos para el abandono del tabaco fueron extendidos ampliamente gracias a la asociación de La Unión con el gobierno local, servicios de salud y universidades. La Unión ha estado trabajando con el Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para proporcionar apoyo a los servicios de abandono del tabaco en un teléfono de atención de salud pública a lo largo de ocho ciudades, que suman entre todas una población de 70 millones de personas. Gracias a otra beca de La Unión, la ciudad de Shenyang, con 8 millones de habitantes, se convirtió en la primera ciudad  de China en incluir fármacos para dejar de fumar en el plan local de salud en junio de 2011. Cincuenta universidades chinas han integrado el control y el abandono del tabaco en sus temarios de medicina gracias a la ayuda de La Unión. La Unión también está trabajando en el desarrollo de un sistema electrónico para el abandono del tabaco que pueda ser usado por todos los facultativos a nivel nacional.

Registrado el estatus de fumador de todos los pacientes de la sanidad pública en Rusia

Como resultado de la colaboración de La Unión con el Ministerio de Sanidad ruso, los historiales clínicos electrónicos del país, que fueron introducidos en los hospitales públicos en 2012, incluyen una sección que informa sobre el estatus de fumador de los pacientes. Este es el primer paso hacia el asesoramiento para el abandono del tabaco. La Unión ha trabajado también con cuatro universidades rusas para integrar control y ayuda para el abandono del tabaco dentro del temario.