Asistencia integrada de TB-VIH en Zimbabue

Un proyecto de asistencia integrada de TB-VIH dirigido por la Oficina de La Unión en Zimbabue anunció recientemente su segundo año de resultados, mostrando una mejora significativa en la atención de personas que requieren tratamiento simultáneo para ambas enfermedades. En un país donde cerca de un 15% de todos los habitantes entre 15 y 49 años de edad son seropositivos, y cerca de un 74% de los 38,720 pacientes de tuberculosis están co-infectados con VIH, esto supone un gran progreso.

El proyecto de TB-VIH de La Unión en Zimbabue, que comenzó en octubre de 2011, se está implementando en 23 clínicas de 17 áreas urbanas con financiación del Fondo Presidencial de Emergencia para el SIDA (PEPFAR). Su propósito es reforzar el diagnóstico y tratamiento tanto de la TB como del VIH a través de la descentralización e integración de servicios TB-VIH en clínicas sanitarias urbanas de atención primaria.

Cuando comenzó el proyecto en 2011, Zimbabue ya había emprendido importantes pasos para luchar contra la co-epidemia de TB-VIH: al 90% de pacientes de TB se le estaba realizando test de VIH y más del 90% de los que resultaron ser seropositivos comenzaron una terapia preventiva con cotrimoxazol (CPT). Sin embargo, sólo el 60% tuvieron acceso al tratamiento antirretroviral (ART) y las personas que vivían con VIH (PLH) no fueron testadas para TB en los emplazamientos de asistencia debido a los servicios centralizados del VIH existentes y a una inadecuada implementación de las actividades colaborativas de TB y VIH. Desde entonces, el tratamiento de los casos de mancha de esputo positivo ha sido descentralizado hacia las 1,643 instalaciones sanitarias públicas existentes, pero sólo unas 300 de estas instalaciones ofrecen ART en la actualidad [1].

Las 23 clínicas participantes en el proyecto de La Unión (Figura 1) ofrecen una amplia variedad de actividades colaborativas, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud. Por ejemplo, estos servicios integrados incluyen no sólo iniciación y seguimiento de CPT y ART, sino también pruebas, diagnóstico y tratamiento. Además, las clínicas proporcionan una búsqueda intensiva de casos de TB para pacientes que estén siendo atendidos para VIH o tratados con ART; asesoramiento y pruebas de VIH para miembros de la familia iniciados por el proveedor (PITC) y medidas de control de infección por TB para proteger tanto a los pacientes como al personal sanitario.

A continuación, se muestran los resultados conseguidos por las 23 clínicas desde octubre de 2012 hasta septiembre de 2013 en comparación con los promedios nacionales:

Test de VIH para pacientes de TB: 91% (promedio nacional: 90%)

De los 3,096 pacientes de TB, 2,182 (91%) fueron testados para VIH. 6 clínicas consiguieron el 100%; 16 consiguieron el 86-99% y una clínica cayó por debajo del 50%. El promedio nacional en 2011 fue del 90%; el objetivo nacional es lograr el 100%.

CPT para pacientes de TB viviendo con VIH: 89% (promedio nacional: 94%)

De los 2,069 pacientes de TB seropositivos, 1,833 (89%) recibieron CPT. 6 clínicas consiguieron el 100% mientras que 17 consiguieron el 80-90%. El promedio nacional en 2011 fue del 94%, el objetivo nacional es lograr el 100%.

ART para pacientes de TB viviendo con VIH: 67% (promedio nacional 60%)

De los 2,069 pacientes de TB seropositivos, 1,390 (67%) recibieron ART. Una clínica consiguió el 100%, 9 consiguieron el 60-79% mientras que 2 cayeron por debajo del 50%. El promedio nacional en 2011 fue del 60%, el objetivo nacional es lograr el 100%.

Pruebas de TB para personas que viven con VIH (PLH)

37,141 pacientes seropositivos fueron atendidos en lugares de asistencia del VIH.  Como práctica estándar en la asistencia del VIH, todos estos pacientes fueron testados para TB, de los cuales se confirmaron 1,628 (4.3%) casos positivos para TB que comenzaron su tratamiento. [2].

Control de infección – supervisión de trabajadores sanitarios para TB

Durante 6 meses, todas las 23 clínicas siguieron un programa de vigilancia de síntomas de TB entre sus trabajadores sanitarios. Esta actividad aún no ha sido adoptada como política nacional y, por tanto, aún no se ha promovido o estudiado a nivel nacional.

 

[1] Presentación NAP en el encuentro del Fórum de Asociaciones, 7 de noviembre de 2013

[2] Informe del programa PEPFAR anual (APR), proyecto integrado de TB-VIH, La Unión/TB CARE I Zimbabue