Gestión del Asma

El acercamiento de la Unión a la gestión del asma se adapta a las directrices internacionales a este respecto y utiliza un marco basado en el modelo de La Unión para los servicios de atención a la TB. Este marco defiende la gestión estándar de casos, el uso de herramientas sencillas para el diagnóstico y la clasificación del grado de severidad del asma, provisión de los medicamentos esenciales y una cuidadosa vigilancia y evaluación de la asistencia del asma. 

Gestión del Asma: una guía de los aspectos esenciales de las buenas prácticas clínicas (tercera edición, 2008) proporciona una detallada descripción de este acercamiento. La guía está basada en 12 años de experiencia y trabajo de campo para asegurar que las recomendaciones sean viables y sostenibles en los países de renta media y baja. Conjuntamente con la guía, la Unión ofrece un paquete técnico para la formación en gestión estándar del asma.

La evaluación de La Unión ha demostrado que los principales desafíos a la hora de mejorar la asistencia del asma son:

  • Falta de compromiso político para financiar la gestión de las enfermedades no contagiosas.
  • Falta de estructura u organización para el seguimiento de pacientes con enfermedades crónicas
  • Alto coste de equipamientos y medicamentos esenciales
  • Falta de personal formado para la gestión del asma
  • Los servicios sanitarios orientados a los cuidados intensivos son incapaces de organizar la gestión a largo plazo necesaria para la asistencia del asma

Al trabajar con países que solicitan asistencia técnica, La Unión trata de ayudarlos a afrontar estos desafíos.

Ya que los altos costes de los medicamentos esenciales para el asma suponen una de las barreras más comúnmente citadas, La Unión creó el Servicio de Medicamentos para el Asma (ADF) con el fin de lograr que los medicamentos de calidad contra el asma sean accesibles y asequibles en los países de renta media y baja.