Un taller sobre la tuberculosis infantil analiza las lecciones aprendidas y sus implicaciones para el futuro

Un taller en Cotonou, Benín, reunió recientemente a representantes de los cuatro países participantes en el estudio TITI de la Unión sobre la investigación del contacto y el tratamiento preventivo de la tuberculosis para niños menores de cinco años.

El grupo se reunió para revisar los resultados preliminares del estudio, compartir las lecciones aprendidas de la experiencia práctica y trabajar en planes a nivel nacional para mejorar la prevención de la tuberculosis para los niños de los cuatro países: Benín, Burkina Faso, República Centroafricana y Camerún.

"Esta reunión ha sido fundamental para comprender el impacto y las implicaciones prácticas del estudio, y hacia dónde nos dirigimos a partir de aquí. Aprendimos que el personal de los países consideraba que las visitas a domicilio eran esenciales, no solo como un método para identificar a todos los niños en riesgo potencial de contraer tuberculosis, sino también como un medio para detectar la tuberculosis al mismo tiempo en otros miembros adultos de la familia", dijo la Dra. Valérie Schwoebel, Directora del Programa para África francófona de la Unión.

El estudio TITI se centró en los niños que compartían el hogar con una persona que recibía tratamiento para la tuberculosis activa, examinó a los niños en busca de síntomas y los colocó en tratamiento preventivo. El estudio utilizó un régimen de tres meses de formulaciones adaptadas a los niños con rifampicina-isoniazida para el tratamiento preventivo en tres de los cuatro países participantes, y el tratamiento estándar de seis meses de isoniazida en el cuarto.

Los resultados preliminares del estudio fueron presentados en la 49º Conferencia Mundial de la Unión sobre Salud Pulmonar en La Haya en octubre.

 

Noticias