Los resultados del proyecto piloto de la Unión muestran un modelo sencillo para mejorar significativamente los servicios de tuberculosis infantil

Los resultados de DETECT Child TB, un proyecto piloto de la Unión en Uganda que descentralizó los servicios de salud para detectar y tratar la tuberculosis en los niños y llevó a cabo un seguimiento de los contactos en el hogar para garantizar que las personas en riesgo recibieran terapia preventiva contra la tuberculosis (TB), muestran que los diagnósticos de TB se duplicaron como resultado del proyecto.

Los resultados – publicados en International Journal of Tuberculosis and Lung Disease – de los dos distritos cubiertos por DETECT Child TB muestran un aumento del 140 por ciento en las notificaciones de TB en niños y un aumento del 41 por ciento en las notificaciones de TB en general. Los diagnósticos de tuberculosis se duplicaron, al igual que la proporción de niños diagnosticados con tuberculosis entre todos los casos de tuberculosis, lo que respalda las estimaciones de una sorprendente brecha en la detección de la tuberculosis infantil. La terapia preventiva contra la tuberculosis para los niños en riesgo de desarrollarla aumentó de 5 a 74 por ciento al final de la fase piloto. Además, la finalización del tratamiento, tanto en niños como en adultos, aumentó de 65 a 82 por ciento.

Los niños menores de 15 años representan casi la mitad de la población total de Uganda, pero la tuberculosis infantil representa solo el 9% de la carga total. Los datos sugieren que el porcentaje de niños con TB es probablemente más cercano al 17 por ciento del total, lo que significa que miles de niños están potencialmente sin diagnosticar y sin tratar.

Para hacer frente a estos desafíos, en 2015 se creó el programa DETECT Child TB (Descentralización de los servicios de tuberculosis y participación de las comunidades para transformar la vida de los niños con tuberculosis) en dos distritos contrastantes de Uganda: Kabarole, un distrito rural en el oeste de Uganda, y Wakiso, un entorno urbano o periurbano en el centro de Uganda. El proyecto tenía por objeto reforzar el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de la tuberculosis infantil en los centros de salud locales. El personal del proyecto capacitó a los trabajadores sanitarios de los centros de salud locales para diagnosticar y tratar la tuberculosis infantil, y los trabajadores sanitarios de la comunidad fueron capacitados para realizar pruebas de detección del tratamiento de la tuberculosis a fin de garantizar que los niños del hogar fueran identificados para recibir terapia preventiva.

Estas sencillas estrategias produjeron un aumento significativo de las notificaciones de tuberculosis y mejoraron los resultados del tratamiento. Globalmente, un millón de niños menores de 15 años se enferman de TB y 239,000 -casi uno de cada cuatro- mueren cada año. Sin embargo, los niños que reciben tratamiento estándar para la tuberculosis rara vez mueren. Los resultados de DETECT Child TB proporcionan un modelo de enfoques simples y eficaces para proteger a esta población vulnerable.

A principios de este año, La Unión trajo a un grupo de periodistas internacionales y una delegación de parlamentarios a Uganda para visitar los distritos que están implementando el proyecto DETECT Child TB.

La fase piloto se llevó a cabo en colaboración con el Programa Nacional de Tuberculosis y Lepra de Uganda, con financiación de la Fundación ELMA. La Unión ha conseguido financiación para continuar con DETECT Child TB después de la fase piloto, gracias a una generosa donación personal de los profesores Jeffrey Starke y Joan Shook, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Lea más sobre el trabajo de La Unión en TB infantil: el estudio TITI, que presentó resultados preliminares alentadores en la 49º Conferencia Mundial de la Unión sobre Salud Pulmonar, investigó el rastreo de contactos en el hogar para asegurar que los niños en riesgo de desarrollar TB recibieran tratamiento preventivo.

Noticias