"Ser miembro de La Unión significa unirse a una comunidad global y ser parte de una conversación sobre nuestra vida colectiva".

"Uno de los aspectos más poderosos de nuestro trabajo es la solidaridad; el hecho de ser una comunidad global trabajando juntos en lugar de benefactores unidireccionales es fundamental".

El profesor asociado Justin Denholm es miembro de La Unión y forma parte de su Grupo consultivo de ética (EAG, por sus siglas en inglés), que proporciona a la organización orientación ética sobre los protocolos de investigación. Este organismo está compuesto por entre seis y ocho miembros de la Unión que revisan los protocolos de estudio de cualquier propuesta de investigación financiada por La Unión o en la que un miembro del personal de la Unión o un consultor es el investigador principal o el coautor.

"La mayor parte del trabajo del EAG consiste en servir como un comité de ética institucional, a menudo en partes del mundo con acceso limitado a la revisión de la ética en la investigación local. Estamos especialmente ocupados por el gran trabajo del Centro de Investigación Operativa de la Unión, que fomenta y apoya una gran cantidad de proyectos de investigación programática en todo el mundo. Es un privilegio apoyar de esta manera la investigación ética y de alta calidad sobre la tuberculosis y la salud pulmonar".

Un papel clave del EAG es salvaguardar la dignidad y los derechos de los participantes en el estudio. El profesor asociado Denholm comenta "Revisamos los protocolos de investigación y nos comprometemos con los investigadores para que sus propuestas sean lo más sólidas posible. Nuestro trabajo también consiste en impulsar normas éticas más elevadas incluso antes de que se elabore un protocolo, y contribuimos a los programas de capacitación en investigación operativa y a otras actividades de educación ética a través de las conferencias regionales".

A través de su trabajo con el EAG y otros miembros de la Unión, ha establecido conexiones con un grupo de personas con un enfoque y prioridades similares.

"Uno de los aspectos más poderosos de nuestro trabajo es la solidaridad; el hecho de que seamos una comunidad global trabajando juntos en lugar de ser benefactores unidireccionales es fundamental".

"Esto se expresa en todo tipo de formas, pero me encanta especialmente la manera en que La Unión trabaja constantemente para fortalecer la capacidad local, incluyendo la educación, la investigación, la capacitación y el apoyo programático. A largo plazo, a todos nos apasiona ver a las comunidades más afectadas del mundo libres de la carga de la tuberculosis".

Denholm se formó como médico de enfermedades infecciosas; ha trabajado en la práctica médica durante 17 años y le encanta el contacto directo con los pacientes y sus familias. Paralelamente, también se ha formado en bioética, encontrando la combinación de ética y práctica clínica "enormemente útil y gratificante".

La tuberculosis también ha sido un interés profesional desde hace mucho tiempo, desde que tuvo una plaza de estudiante de medicina en Botsuana a fines de la década de 1990: "Me he sentido muy atraído a involucrarme con esta enfermedad con tanto impacto, estigma e historia; hay un peso de la tuberculosis que siento con cada persona afectada con la que trabajo, y una oportunidad real para que cambiemos el futuro".

"Estoy muy entusiasmado con la agenda para la eliminación de la tuberculosis, que ha sido un catalizador maravilloso para nosotros. También hay muchos desafíos programáticos y éticos en torno a esto, pero en última instancia el enfoque es exactamente el correcto: queremos ver un mundo en el que todos estén libres del dolor y el sufrimiento causados por la tuberculosis, y la eliminación de la tuberculosis es el objetivo que todos deberíamos tener".

La pasión de Denholm por la colaboración se ha extendido a todos los aspectos de su vida profesional. Uno de los aspectos más destacados de su carrera fue la creación de un nuevo Programa Victoriano de Tuberculosis, en el que ahora se desempeña como Director Médico, con sede en el Instituto Doherty para la Infección y la Inmunidad, en Melbourne, Australia. Lo describe como "un instituto de colaboración, que reúne servicios clínicos, de salud pública y de laboratorio para coordinar las actividades del programa de TB". "Ha sido un momento muy emocionante, con una oportunidad real de llevar los mejores avances científicos a la mejor atención posible para las personas enfermas y sus comunidades", dice.

Las cuestiones de ética han ido ganando popularidad entre los miembros de La Unión. Aunque sólo unos pocos miembros pueden servir en el EAG en cualquier momento, se creó un nuevo Grupo de Trabajo sobre TB y Ética para proporcionar una vía para aquellos que deseen participar en cuestiones éticas importantes.

"Estoy muy interesado en que cada miembro de La Unión se vea a sí mismo como un ético, e incluya la reflexión moral y el cuestionamiento en su práctica diaria".

Denholm se siente afortunado de estar involucrado en tantos grupos y organizaciones. Además de La Unión y el Programa Victoriano de Tuberculosis, es miembro y presidente fundador del Foro de Tuberculosis de Australasia, que ofrece defensoría y apoyo a la comunidad de tuberculosis en la región de Asia y el Pacífico. También apoya el trabajo de TEAR Australia, que trabaja en proyectos de desarrollo comunitario de alimentos, alfabetización y acceso al agua en todo el mundo. Como consecuencia, sus semanas son variadas, incorporando toda una serie de tareas, desde el rastreo de contactos y el trabajo de salud pública, hasta la atención clínica de la tuberculosis, la investigación y el trabajo político. Dedica tiempo a la educación de la comunidad y de los trabajadores de la salud, organizando sesiones de información comunitaria sobre la tuberculosis como parte de los programas de rastreo de contactos y recientemente produjo una serie de videos para ayudar a los médicos generales a diagnosticar y tratar la infección de tuberculosis latente.

En este trabajo se alinea con los objetivos centrales de La Unión: "Hay una simplicidad que llega al corazón de lo que hacemos, y mantiene el énfasis en aliviar el impacto de la tuberculosis en aquellos que son más vulnerables".

La membresía de la Unión es un mecanismo mediante el cual las personas pueden reunirse, compartiendo este énfasis: "Ser miembro de la Unión significa unirse a una comunidad mundial y ser parte de una conversación sobre nuestra vida colectiva. Realmente valoro las maneras en que me permite conectarme con las discusiones sobre los temas más importantes que enfrentamos internacionalmente, y mantenerme en contacto con nuevas ideas a través de IJTLD y PHA. Particularmente, me encanta venir a las conferencias y participar a través de los grupos de trabajo, y me gustaría animar a todos los miembros a unirse a los grupos de trabajo y sacar el máximo provecho de su membresía".

Para él, es ese sentido de conexión y sinergia lo que lo hace tan satisfactorio: "Me encanta conectar a la gente, y a menudo pienso que mi contribución más significativa a los grupos proviene de reunir a personas muy diferentes, y ver que los grupos se convierten en algo más que la suma de sus partes - eso es muy satisfactorio".

Los miembros de la Unión pueden actualizar su perfil de usuario para obtener más información sobre el trabajo del Grupo de Trabajo sobre TB y Ética.

 

Noticias