Postura de La Unión respecto del control del tabaco en COP8

En la octava Conferencia de las Partes (COP, por sus siglas en inglés) del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la OMS en Ginebra, ministros, funcionarios y representantes de más de 180 gobiernos, agencias de las Naciones Unidas, organizaciones y representantes intergubernamentales internacionales se reunieron para discutir sobre el futuro del control del tabaco con rumbo a un mundo más saludable y sustentable.

La Unión adoptó la siguiente postura respecto de varias áreas claves al asistir a la conferencia:

Evaluación independiente y no partidista de los sistemas electrónicos de administración de nicotina (ENDS, por sus siglas en inglés), sistemas electrónicos de administración sin nicotina (ENNDS, por sus siglas en inglés) y otras tecnologías nuevas.

Debido a que no existe evidencia clara de los beneficios, y a la mayor cantidad de informes sobre los riesgos de ENDS/ENNDS, La Unión recomienda a las Partes que realicen una investigación rigurosa y ética – independiente de la industria tabacalera– para evaluar la eficacia de las nuevas tecnologías para la reducción de daños para diversos tipos de uso y prevalencia del tabaco.

La Unión insta a las agencias de investigación globales, no partidistas e independientes como el Centro Internacional de Investigaciones sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) a que preparen una monografía y a la Unión Europea (basado en el Reglamento UE N.º 536/2014 del 16 de abril de 2014) y la FDA de EE. UU. a que preparen directrices de ensayos clínicos que presenten los beneficios claros de las nuevas tecnologías para la salud pública.

Enfoque en las estrategias centradas en el género

La Unión apoya el llamado a integrar el control del tabaco y género, lo que acelerará que las Partes alcancen sus metas y objetivos ODS. La industria tabacalera apunta a las mujeres, especialmente las mujeres jóvenes y las que se encuentran dentro de grupos vulnerables. El control del tabaco centrado en el género contribuirá significativamente a cumplir con la Agenda 2030 de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y aplica a todas las Partes de la COP, ricos y pobres. Este enfoque reconoce la relación crucial entre la salud, pobreza, educación, género y muchos otros asuntos que se deben abordar de forma integrada.

Evaluación independiente de los Productos de Tabaco Calentados (PTC)

Los potenciales beneficios y riesgos de los PTC para la salud pública siguen siendo indeterminados, pero una investigación independiente reciente sugiere que la industria tabacalera está subestimando los riesgos y sobrestimando sus beneficios. La Unión recomienda que los gobiernos apliquen el principio precautorio a la reglamentación de los PTC.

Los países deben esperar la evaluación independiente sobre los efectos para la salud de los PTC de estudios grandes, independientes y rigurosos antes de permitir su venta. Más detalles sobre la postura de la Unión respecto de los PTC.

Integrar el CMCT con los derechos humanos promoverá el control del tabaco

La Unión apoya el trabajo conjunto entre la Secretaría del Convenio CMCT y las Naciones Unidas, junto con otras agencias multilaterales y de desarrollo, para promover los temas de derechos humanos que son violentados flagrantemente por la industria tabacalera.

La Unión apoya a la Iniciativa Libre de Tabaco de la OMS y a la Secretaría del Convenio para que desarrollen una estrategia junto con expertos de organismos de derechos humanos y al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas para que prepare un informe de vanguardia que documente las violaciones a los derechos humanos en el cultivo de tabaco, comercio y marketing del tabaco; y desarrolle un mecanismo de derechos humanos que pueda acelerar la implementación del CMCT, incluyendo el Consejo de Derechos Humanos y el Grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta sobre las empresas transnacionales y otras empresas con respecto a los derechos humanos.

La Unión apoya la participación de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (OHCHR, por sus siglas en inglés) como observador del proceso del CMCT. OHCHR es una agencia crítica que puede promover el debate sobre el uso de paraísos fiscales por parte de la industria tabacalera para guardar sus ganancias, y evitar la tributación manipulando acuerdos comerciales globales.

Acuerdo global sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco (TAPS, por sus siglas en inglés)

La Unión recomienda un acuerdo global que prohíba todas las formas de TAPS transfronterizo. Existe la necesidad urgente de controlar y actuar respecto de las violaciones de TAPS en los medios sociales y nuevos de cada país. La Secretaría del Convenio puede encargar un estudio de mejores prácticas globales para contrarrestar a TAPS transfronterizo. La Unión recomienda crear un centro de información global para TAPS transfronterizo que emplee expertos para controlar las violaciones de TAPS por parte de las agencias de publicidad y promoción, socios de los medios de comunicación, empresas de relaciones públicas y celebridades que promocionan productos de tabaco.

Noticias