México prohíbe la importación de cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado

La Unión se congratula con el Gobierno de México por la publicación el 19 de febrero de 2020 del Decreto Presidencial por el cual se prohíbe la importación de cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado dando una clara señal de que la salud no es un negocio y velar por su protección al más alto nivel, está por encima de los intereses comerciales de la industria tabacalera. Si bien el comercio de cigarrillos electrónicos, se encuentra prohibido en México desde mayo de 2008, el decreto termina alineando la normativa sanitaria con la legislación aduanera proporcionando certeza jurídica.

Tal y como recuerda la Comisión Federal contra Riego Sanitarios (COFEPRIS), la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) y la Secretaría de Salud en un comunicado conjunto a la opinión pública, estos productos, no solamente que cuentan con el aval de las autoridades de salud mexicanas como productos de riesgo reducido y menos como una alternativa para dejar de fumar, sino que también favorecen el consumo dual de nicotina.

Gan Quan, Director Global de Control de Tabaco para La Unión, expresó que las medidas del gobierno de México “son señales alentadoras que buscan proteger la salud de toda la población, en especial de los más jóvenes, ya que el uso de los dispositivos electrónicos puede convertirse en una nueva epidemia de no adoptarse medidas a tiempo”.  

Gustavo Sóñora Director de La Unión en control de tabaco para América Latina, expresó que “las medidas están basadas en la más reciente evidencia científica libre de conflicto de interés, y son la base para que, en aplicación del principio precautorio, se mantenga la prohibición de estos dispositivos electrónicos, por lo que esperamos que también las autoridades judiciales tomen nota de la fundamentación”. 

Desde la Unión se anima a seguir trabajando en la implementación de las medidas de control de tabaco adoptadas en México.