"El trabajo de la Unión resuena fuertemente en mí. Mi hija, que ahora tiene 29 años, fue diagnosticada con TB a los dos años de edad. Fue tratada y curada, pero mucha gente no lo es".

"Ser voluntario en Myanmar es muy importante en la lucha contra la tuberculosis, desempeñamos un papel fundamental en la atención sanitaria de la comunidad", dice Ma Hnin Hnin, que ha sido voluntaria comunitaria en el Programa para aumentar la captación de casos sospechosos de tuberculosis (PICTS, por sus siglas en inglés) en Myanmar durante seis años.

PICTS, coordinado por la Oficina de la Unión en Myanmar y los socios locales, es un proyecto impulsado por la comunidad, activo en 12 municipios de Mandalay, las regiones de Sagaing y el estado de Shan. PICTS utiliza una extensa red de voluntarios, compuesta en gran parte por la red PATB (personas afectadas por la tuberculosis). El programa se ha encargado de identificar miles de presuntos casos de tuberculosis (TB) en la comunidad, así como de apoyar los servicios de atención y tratamiento.

La red de voluntarios es esencial para la prestación de PICTS. Iniciado en 2012, el programa tiene un enfoque "de abajo hacia arriba", que capacita a los voluntarios para ofrecer sesiones de asesoramiento, conocimiento y apoyo que contribuyen activamente a la detección de casos y a la prevención de la transmisión de la tuberculosis. Este enfoque único ha tenido mucho éxito en la detección de casos de tuberculosis en Myanmar, permitiendo a los miembros de la comunidad personalmente comprometidos compartir sus experiencias y conocimientos sobre la tuberculosis con otros.

Ma Hnin Hnin dice: "El trabajo de La Unión resuena fuertemente en mí. Mi hija, que ahora tiene 29 años, fue diagnosticada con TB cuando tenía dos años de edad. Fue tratada y curada, pero mucha gente no lo es. Es angustioso pensar que la tuberculosis es una de las diez principales causas de muerte en todo el mundo, a pesar de ser tratable y prevenible".

En 2017, 10 millones de personas se enfermaron de tuberculosis y 1.6 millones de personas murieron a causa de la enfermedad, y el 87 por ciento de los nuevos casos de tuberculosis se produjeron en los 30 países con mayor carga de tuberculosis, incluido Myanmar.

Hablando sobre la importancia de los Voluntarios Comunitarios en Myanmar, Ma Hnin Hnin dijo: "Mi hija se curó de la tuberculosis después de seis meses de tratamiento, pero cuando se infectó fue un momento muy difícil. No fue fácil obtener un diagnóstico y recibir tratamiento, no hubo servicio gratuito ni ayuda voluntaria. No teníamos información ni orientación sobre la tuberculosis y no estábamos seguros de si el tratamiento que se le había dado funcionaría. Recuerdo que tenía miedo, no sólo de perder a mi hija, sino también de la discriminación que podríamos enfrentar debido al estigma que rodea a la tuberculosis".

"El trabajo que hace la Unión es muy importante en mi comunidad, cuando oí hablar por primera vez de PICTS, quise ser voluntaria y ayudar y apoyar a otras personas afectadas por la tuberculosis. Quería compartir mis experiencias y ayudar a identificar a más personas para que puedan recibir el tratamiento que necesitan".

PICTS es un cambio de vida para las comunidades con las que trabaja. Su objetivo es duplicar las tasas de detección de casos de tuberculosis mediante la movilización de una red de más de 300 voluntarios capacitados para distribuir información sobre los síntomas de la tuberculosis y sobre cómo y dónde acceder al tratamiento, llevar a cabo actividades de educación y divulgación sanitaria puerta a puerta, proporcionar rastreo de los contactos de tuberculosis, identificar a los presuntos pacientes con tuberculosis y facilitar el transporte de esputo entre las clínicas y los hogares de los pacientes.

Todos los días laborables, Ma Hnin Hnin trabaja como consejera de tuberculosis para PICTS en el Centro de Salud del Municipio de Maha-Aung-Myae. "Proporciono educación y asesoramiento de salud a los pacientes de tuberculosis recientemente registrados y apoyo el diagnóstico de los pacientes y las pruebas de VIH. La mejor parte del voluntariado es ser un consejero de TB, es muy importante para mí compartir mis experiencias para ayudar a otras personas".

Como parte de la iniciativa de la Unión para facilitar el examen de esputo fuera del horario de oficina, Ma Hnin Hnin también proporciona un Centro de Recolección de Esputo en su casa y coordina las muestras, registra los resultados y ofrece planes de seguimiento para pruebas adicionales.

A nivel mundial, un tercio de las personas que se enferman de tuberculosis cada año no reciben un diagnóstico preciso y tienen más probabilidades de morir a causa de esta enfermedad curable. El trabajo que Ma Hnin Hnin hace en la comunidad ofrece una salvación para esas personas desprovistas, hasta la fecha 5.565 casos de tuberculosis han sido remitidos por la red de voluntarios de PICTS.

En países con una gran carga, como Myanmar, los Voluntarios Comunitarios son representantes de sus comunidades y desempeñan un papel fundamental en la generación de conciencia, la búsqueda de personas con tuberculosis, la prevención de muertes y la detención de la propagación de la enfermedad. Se calcula que entre 2000 y 2017 se salvaron 54 millones de vidas en todo el mundo a través del diagnóstico y tratamiento de la tuberculosis.

Ma Hnin Hnin continúa: "Estoy muy orgullosa del trabajo que hago, pero es un reto. Cada año descubrimos más y más casos de tuberculosis, pero todavía hay mucha gente escondida. Mi objetivo es encontrar más personas que necesitan tratamiento y continuar aprendiendo sobre la TB y la coinfección de TB para poder ofrecer más apoyo en mi comunidad. Quiero compartir la importancia del trabajo que hacen los Voluntarios de la Comunidad, necesitamos una red de voluntarios fuerte y activa para que podamos alcanzar nuestras metas en la Lucha para acabar con la TB".

Noticias