La Unión en Brasil celebra el Día Mundial Sin Tabaco dando a conocer los resultados impactantes de un estudio

En el Día Mundial Sin Tabaco, se dieron a conocer los resultados de un nuevo estudio que muestra que las acciones de control del tabaco en Brasil pueden haber contribuido a una reducción significativa de la mortalidad neonatal e infantil en las últimas dos décadas. Además, se estimó que si toda la legislación libre de humo introducida desde 2004 hubiera sido exhaustiva, se podrían haber evitado otras 10,091 muertes infantiles.

El estudio, titulado Smoke-free legislation and neonatal and infant mortality in Brazil: a longitudinal quasi-experimental study (Legislación libre de humo y mortalidad neonatal e infantil en Brasil: estudio longitudinal cuasi-experimental) fue publicado en BMJ Tobacco Control. Cristiane Vianna, representante de la Unión en Brasil, es una de las autoras del estudio y fue una de las oradoras en el evento del Instituto Nacional del Cáncer de Brasil (INCA) que conmemoró el Día Mundial Sin Tabaco el 31 de mayo de 2019. INCA es uno de los beneficiarios de la Unión para el control del tabaco en la región.

Brasil es un líder mundial reconocido en el control del tabaco, con un fortalecimiento de la legislación libre de humo que se produjo de manera gradual en todos los estados y municipios brasileños, seguido de una ley federal integral en 2014. El estudio aprovechó este experimento natural único de implementación de una legislación integral libre de humo en Brasil, y pudo examinar tanto las restricciones parciales como las integrales, desde enero de 2000 hasta diciembre de 2016, en todos los municipios brasileños. La legislación integral libre de humo prohíbe fumar en lugares públicos cerrados y, en consecuencia, reduce la exposición al humo de segunda mano.

En este contexto, este estudio examinó los cambios en la mortalidad neonatal e infantil asociados con el fortalecimiento de la legislación libre de humo en Brasil durante el período del estudio; esencialmente el primer estudio en analizar los resultados de los primeros años de vida en relación con dicha legislación en un país de ingresos bajos y medios. Los resultados mostraron que la introducción de la legislación se asoció con reducciones significativas e importantes de la mortalidad neonatal e infantil. La implementación de una legislación parcial libre de humo se asoció con una reducción gradual de 3.3 por ciento en la tasa de mortalidad infantil municipal. La implementación de una legislación integral libre de humo se asoció con una reducción gradual de 5.2 y 3.4 por ciento en la mortalidad infantil y neonatal, respectivamente, y una disminución anual de 0.36 por ciento en la mortalidad infantil. Se determinó que los hallazgos eran consistentes con investigaciones previas realizadas en países de altos ingresos.

Antes del estudio, había poca evidencia sobre si la implementación de la legislación libre de humo apoyaría el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de reducir la mortalidad neonatal en los países de ingresos bajos y medios. En los países de ingresos bajos y medios, las tasas de tabaquismo y la exposición al humo de segunda mano suelen ser elevadas, y la implementación de políticas de control del tabaco puede ser deficiente. Se prevé que un tercio de los países de ingresos bajos y medios no alcanzarán las metas de ODS sobre mortalidad neonatal. Además, los estudios anteriores no han comparado los beneficios para la salud obtenidos de la legislación parcial e integral libre de humo, lo cual es importante ya que sólo el 20 por ciento de la población mundial está cubierto por la modalidad integral.

Existen implicancias obvias para actividades similares de control del tabaco en otros países, y tales medidas son una parte importante de las políticas necesarias para alcanzar los objetivos de salud infantil dentro de los tres ODS. Las medidas de control del tabaco, como la legislación libre de humo, el aumento de los impuestos y la prohibición de la publicidad y la promoción son neutrales en cuanto a los costos o la recaudación de ingresos, y pueden aplicarse con éxito cuando existe el impulso político para ello.

La Unión ha apoyado el control del tabaco en Brasil durante más de una década, habiendo trabajado junto con INCA y la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) en una importante reforma de la política de control del tabaco a nivel nacional, convirtiendo a Brasil en un líder regional del control del tabaco, con la consiguiente reducción de las tasas de tabaquismo entre los adultos.

 

Noticias