La Unión destaca la tuberculosis infantil en el Día Internacional de la Familia

Hoy, en el Día Internacional de la Familia de las Naciones Unidas, la Unión destaca el llamado urgente a la acción contra la tuberculosis infantil.

Aproximadamente 239,000 niños mueren cada año a causa de la tuberculosis. La mayoría de estas muertes se pueden prevenir. La tuberculosis es tratable y curable, pero el 90 por ciento de los niños que mueren de tuberculosis no recibieron el tratamiento estándar que podría haberles salvado la vida.

Los sistemas de salud de muchos países descuidan la tuberculosis infantil porque es menos contagiosa que la tuberculosis de los adultos y porque las herramientas estándar utilizadas para diagnosticar la tuberculosis son menos eficaces en los niños. Este descuido significa que cada cuatro años, un millón de niños mueren a causa de una enfermedad tratable. 

Acabar con la epidemia de TB infantil requiere intervenciones locales, enfocadas en el contexto social y cultural, para llegar a los niños en riesgo usando herramientas simples para lograr pruebas de detección y diagnósticos activos. Incluso en las áreas con recursos limitados, proyectos como DETECT Child TB de la Unión están demostrando que los profesionales médicos pueden estar equipados con los conocimientos y las herramientas para diagnosticar y tratar la TB en niños, con acceso a la atención proporcionada en el ámbito de la comunidad. La realización de pruebas de detección en los hogares donde un adulto es diagnosticado con TB para ver si los niños han estado expuestos en el hogar deben convertirse en el estándar implementado en todas partes. Donde La Unión ha puesto a prueba este método en Uganda, el 72% de los niños en riesgo pudieron recibir tratamiento preventivo para la TB, superando a la cifra anterior de menos de 5%.

A largo plazo, se necesita una mayor inversión en investigación y desarrollo para proporcionar mejores diagnósticos y tratamientos y una vacuna efectiva que prevenga la TB.

Para que esto sea posible, hacemos un llamado urgente a los gobiernos para que actúen en relación con los compromisos contraídos en la primera Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Erradicación de la Tuberculosis, en la que los líderes nacionales reconocieron que la tuberculosis es un reto y que ellos son esenciales para su resolución. Quizás lo más importante es que la Declaración de la Reunión de Alto Nivel deja constancia de que todos los Jefes de Estado y de Gobierno apoyan un nuevo enfoque para acabar con la tuberculosis basado en los derechos humanos.

Esto significa que las leyes sobre la tuberculosis, las políticas públicas y las prácticas de salud tendrán que cambiar drásticamente. El programa de trabajo sobre la tuberculosis basado en los derechos humanos envía una señal clara de que ya no se tolerará el escandaloso descuido de la tuberculosis infantil.

Es inaceptable que se siga descuidando la tuberculosis infantil, lo que provoca la muerte evitable de millones de niños. La Unión seguirá trabajando incansablemente en favor de las familias de todo el mundo para que puedan acceder a la atención sanitaria básica y vital para sus hijos que muchos de nosotros damos por sentada.

Leer más sobre el impacto de la TB infantil en el informe de la Unión "Epidemia silenciosa: llamado a la acción contra la tuberculosis infantil"

Noticias