La Unión denuncia el lanzamiento de una "Fundación para un Mundo Libre de Humo" de PMI

La Unión denunció la creación de la “Fundación para un Mundo Libre de Humo” por Philip Morris International (PMI) como un soborno de mil millones de dólares que la compañía tabacalera espera para asegurarse un asiento en la mesa con las autoridades de salud pública de todo el mundo.

"Philip Morris International obtiene enormes ganancias cada año de las personas que están enfermas, empobrecidas y muriendo como resultado de sus cigarrillos. El tabaco mata a la mitad de sus usuarios. Y casi el 80 por ciento de los fumadores viven en los países más pobres del mundo”.

Mientras tanto, PMI gasta más de US $ 6 mil millones cada año en campañas para atraer a nuevos usuarios de tabaco. Con su nueva fundación, el PMI tiene como objetivo hacerse escuchar por los formuladores de políticas y  los expertos en salud pública, y ganar la respetabilidad a través de la asociación. Sin embargo,  la industria del tabaco tiene un historial de cuatro décadas de diseminación de la ciencia basura para confundir al público sobre la verdad mortal de fumar.

Ya tenemos una fundación para un mundo libre de tabaco, es el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco, un tratado de salud jurídicamente vinculante con 180 países comprometidos a implementar medidas que han demostrado reducir el consumo de tabaco y la muerte y las enfermedades que causa.

Una medida fundamental del tratado de control del tabaco de la OMS es evitar que la industria del tabaco interfiera en la formulación de políticas de salud pública. Cuando los países no están progresando en sus obligaciones bajo este tratado, usted no tiene que mirar demasiado lejos para encontrar a la industria del tabaco frustrando el progreso, incluyendo su creciente desafío legal a la política de salud pública bajo la ley de comercio internacional; amenazas directas, intimidación y cabildeo de los gobiernos. La industria tabacalera financió grupos de defensa de los derechos de los agricultores y de la industria hotelera.

La OMS proyecta que el uso del tabaco se llevará mil millones de vidas este siglo. El fondo de 1 millón de dólares de PMI no impedirá esta tragedia. No ayudará a construir un mundo libre de tabaco. A través de la propaganda, sólo tiene el potencial de socavar, retrasar y ofuscar el trabajo de los formuladores de políticas y defensores de la salud pública que defienden medidas basadas en la evidencia para reducir el consumo de tabaco.

Un mundo libre de tabaco no se construirá sobre el dinero sangriento de los gigantes del tabaco, ni sobre la pseudociencia que venden. Se está construyendo, con el compromiso de los encargados de formular políticas para garantizar la salud de las poblaciones y con la integridad y la excelencia técnica de los académicos y las organizaciones de la sociedad civil en todo el mundo".

Noticias