"La tuberculosis es una epidemia totalmente moderna, y es literalmente una de los temas más fascinantes, horripilantes y alarmantes que cualquier persona podría llegar a conocer." Paul Jensen, “Triunfadores” de La Union

Como Director de Política y Estrategia, Paul Jensen representa a La Unión y, por extensión, a la tuberculosis (TB) y otros problemas de salud pulmonar, al más alto nivel. En Moscú, fue defensor de la primera Conferencia Ministerial Mundial sobre la Eliminación de la TB de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que finalizó con una Declaración Ministerial que reafirmó el compromiso de terminar con la epidemia de TB para el año 2030.

Sin embargo,  al ritmo actual de progreso, la tuberculosis no será historia en el corto plazo.

“Si se tiene en cuenta la magnitud del impacto de la epidemia de TB, y se contrasta con lo consiente que la gente es en general de lo que está sucediendo, la TB parece ser el secreto mejor guardado del mundo. Necesitamos mucha más gente involucrada, y para que eso suceda necesitamos cambiar la forma en que se percibe la TB. Cuando hablamos con la gente sobre la TB, es importante que entiendan que la TB es una epidemia totalmente moderna, y es literalmente uno de los temas más fascinantes, aterradoras y alarmantes que jamás podrían soportar”, explica Paul.

Paul comenzó a orientar a La Unión como asesor principal de políticas en 2014, ayudando a desarrollar la capacidad de la organización en torno a las comunicaciones de políticas. Luego hizo la transición a un puesto de trabajador en noviembre de 2016. "Sin embargo,  yo había estado involucrado en La Unión desde el año 2005, cuando asistí a mi primera Conferencia Mundial de la Unión sobre Salud Pulmonar en París".

Atraído por la historia institucional de La Unión como la principal organización de TB, su alcance global, su profunda experiencia técnica y sus miembros influyentes de todo el mundo, su primer papel para La Unión fue ayudar a revitalizar la capacidad de comunicación de La Unión, comenzando con la estrategia y transmisión del mensaje.

"El trabajo más importante de La Unión es alinear todas nuestras diversas actividades para que podamos traducir la evidencia científica en acción de salud pública. No solo realizamos investigaciones, publicamos y divulgamos investigaciones en todo el mundo y utilizamos la evidencia generada a través de la investigación como base para influir en la política de salud pública”, indica.

Ahora, el trabajo cotidiano de Paul involucra ayudar en el Equipo de Dirección Ejecutiva y el Foro de Nuevos Negocios, dirigiendo la estrategia de defensa de la organización, además todavía está trabajando como parte del Equipo de Comunicaciones.

 

Su  trabajo es transversal; trabaja con todos los departamentos de la organización de alguna manera, y está involucrado en ayudar a los departamentos a desarrollar estrategias, elaborar mensajes y representar a La Unión en varios foros. Además está ayudando al departamento de TB-VIH a desarrollar una nueva estrategia, y recientemente revisó una postura política de control de tabaco sobre productos de nicotina por combustión.

Según Paul, el trabajo de La Unión nunca ha sido más relevante. Con la fecha límite para el fin de la TB 2030 acercándose rápidamente, pero con el progreso aparentemente estancado, los esfuerzos de promoción global para involucrar a los políticos más importantes del mundo en la toma de compromisos concretos para priorizar la TB son ahora primordiales. Sin embargo,  el tiempo sigue corriendo.

"La defensa es vital para la TB porque la acción política es una parte fundamental de la solución.”

"El impacto de La Unión se debe en gran parte a nuestra influencia al trabajar con los gobiernos para tomar medidas que mejorarán la salud pública en sus comunidades más pobres. Basar todo lo que hacemos en la evidencia científica significa que las personas nos conocen como un actor independiente y creíble que tiene un motivo claro: mejorar la salud pública”.

"En La Unión, tenemos que trabajar con nuestros miembros para organizar los objetivos de promoción en una medida que no estamos haciendo en este momento. Tenemos tanta influencia, experiencia y alcance geográfico en nuestra membresía. Pero debemos aprovecharlo al máximo.”

La red global de personas calificadas de La Unión es, para Paul, uno de los factores más satisfactorios de trabajar en la organización. "A través de nuestra membresía y nuestra fuerza de trabajo, somos increíblemente diversos, pero se ven las mismas características que surgen de las personas que forman parte de La Unión. Se preocupan profundamente por la calidad y el impacto de su trabajo. En muchos casos, van más allá de sus deberes inmediatos para ofrecer el mejor resultado posible."

La reunión en Moscú fue un hito fundamental en el camino hacia la primera reunión de alto nivel (HLM) de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la tuberculosis en 2018. Para la comunidad de la tuberculosis y sus defensores, hay mucho en juego en los resultados de esta reunión y la preparación será clave.

"El HLM necesita cambiar la marea global contra la TB y establecer el progreso en un camino hacia la eliminación", explica Paul. "Dentro de unos años debemos poder mirar hacia atrás a esa reunión de jefes de estado y decir:" Ese fue el día en que el paradigma cambió."

Para Paul, las oportunidades que brinda una reunión de esta magnitud son enormes. "No podemos darnos el lujo de pensar y actuar a pequeña escala. La comunidad de TB no puede acabar con la tuberculosis por sí misma. La epidemia de TB está alimentada por tantas injusticias más grandes, pobreza, vivienda inadecuada, desnutrición, negación de los derechos humanos universales, estigma y discriminación, que necesitamos inscribir una coalición mucho más amplia."

 

Cita del libro "La plaga blanca: tuberculosis, hombre y sociedad" de René y Jean Dubos, que muestra qué tan amplia debe ser la estrategia: "La tuberculosis presenta problemas que trascienden el enfoque médico convencional... el impacto de los factores sociales y económicos [deben] considerarse tanto como los mecanismos por los que los bacilos tuberculosos causan daño al cuerpo humano." El libro fue escrito en 1987, pero la idea es igual de relevante.

Para alguien involucrado en la promoción para detener el progreso de la TB, las fuentes inspiradoras son una prioridad en su lista. "Estoy inspirado por el biólogo e investigador, E. O. Wilson. Recuerdo haber visto su foto en mi libro de ciencias en sexto grado, cuando tenía 11 años. Era el primer científico vivo cuyo nombre conocía. Es un experto en hormigas, por lo que pasa mucho tiempo cerca del suelo mirando cosas pequeñas. Pero también piensa en términos enormemente expansivos y visionarios. Su comprensión de las hormigas y otros insectos lo llevó no solo a hacer descubrimientos sobre cómo se comportan las personas dentro de las sociedades, sino que lo condujo a una teoría sobre la unidad de todo conocimiento. Y entre los científicos, él es uno de los comunicadores más efectivos.  La frase inicial de su libro de hormigas es: "Las hormigas están en todas partes, pero solo se notan ocasionalmente", lo que nos dice mucho sobre humanos como sobre las hormigas. Esta simple oración pude cambiar la perspectiva de una persona sobre su entorno.

Paul es un defensor a donde quiera que vaya, incluso en casa. "Mientras crecía tenía serpientes como mascotas que llevaba a la escuela en mi mochila. Cuando mi esposa y yo empezamos a salir, al principio me dijo algo como "Necesito que sepas que nunca podría vivir con una serpiente". Hoy estamos casados y tenemos una pitón llamada Celeste que mi esposa literalmente besa. ¡El poder de la defensa! "

Noticias