La revisión científica muestra que las acciones rentables logran resultados rápidos para un aire más limpio y una mejor salud

Las reducciones en la contaminación del aire producen impactos rápidos y dramáticos en la salud, así como la disminución de la morbilidad por todas las causas, según un documento de investigación, Beneficios para la salud de reducir la contaminación del aire, y el informe correspondiente Aire limpio ahora, publicado hoy. En coautoría con el Foro de Sociedades Respiratorias Internacionales (FIRS) y la Alianza de Enfermedades No Transmisibles (La Unión es miembro fundador de ambas organizaciones), la investigación muestra que la reducción de la contaminación del aire, un factor de riesgo grave pero prevenible para la salud humana, tiene impactos positivos significativos en los resultados de salud, y las intervenciones son rentables.

Mientras representantes de más de 200 países se reúnen en Madrid del 2 al 13 de diciembre para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), los autores piden a los responsables políticos y líderes políticos que adopten urgentemente intervenciones para reducir la contaminación del aire y lograr mejoras de salud para personas en todo el mundo. 

“Sabíamos que había beneficios del control de la contaminación, pero la magnitud y el tiempo relativamente corto para lograrlos fueron impresionantes”, dijo el autor principal del informe y director ejecutivo de FIRS, Dr. Dean Schraufnagel.

“Nuestros hallazgos indican efectos casi inmediatos y sustanciales en los resultados de salud luego de una exposición reducida a la contaminación del aire. Es fundamental que los gobiernos adopten y apliquen las directrices de la OMS para la contaminación del aire de inmediato”.             

El documento muestra que se observaron beneficios para la salud de las intervenciones nacionales y locales, que abordan la contaminación del aire ambiente o interior, y en países donde el PIB es alto o bajo, sin reducir el crecimiento económico.

Las revisiones analizaron las intervenciones que han reducido la contaminación del aire en su origen. Los investigadores buscaron los resultados y el tiempo necesario para lograr esos resultados en varios entornos, y descubrieron que las mejoras en la salud eran sorprendentes. Los ejemplos de intervenciones que tuvieron un impacto significativo incluyen: la Ley de Aire Limpio de 1970 en los Estados Unidos; una prohibición de las ventas de carbón en Dublín en 1990; una restricción sobre el contenido de azufre del fuelóleo utilizado para centrales eléctricas y vehículos de motor en Hong Kong en 1990; la prohibición nacional de fumar en Irlanda en 2004; y toda una serie de intervenciones a nivel local, como el cierre de fábricas y la reducción planificada de la contaminación relacionada con el tráfico durante los Juegos Olímpicos en varias ciudades anfitrionas.

Las discusiones sobre salud y cambio climático también se presentaron en la 50.ª Conferencia Mundial de La Unión sobre Salud Pulmonar, celebrada a fines de octubre en Hyderabad. Una sesión plenaria dedicada al estudio de los efectos nocivos de la contaminación del aire destacó que la contaminación del aire mata a 6,5 millones de personas cada año, tres veces más que el SIDA, la tuberculosis (TB) y la malaria combinados. Otra sesión, Un niño sin aliento: llamado a las muertes por asma y neumonía, exploró la información actual sobre el diagnóstico, el tratamiento y los desafíos asociados con estas dos enfermedades, con un enfoque específico en entornos de países de ingresos bajos y medianos. (Las transmisiones en vivo de ambas sesiones están disponibles).

Cuando la Conferencia Mundial de La Unión llegó a su fin en Hyderabad, los medios de comunicación del mundo cubrieron informes de que la contaminación del aire en el norte de India había "alcanzado niveles insoportables". El pico en los niveles de contaminación exacerbado por la quema de rastrojos de cultivos, emisiones vehiculares, contaminación industrial y polvo de construcción hizo que Delhi declarara una emergencia de salud pública. Más adelante en el mes, el Décimo Informe de Brecha de Emisiones del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), se centró en la necesidad urgente de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y limitar el cambio climático. Con un vínculo inexorable entre el cambio climático y la calidad del aire, y una alta incidencia de niveles peligrosos de contaminación del aire, ambos eventos resaltan aún más la necesidad de intervenciones prácticas que reduzcan la contaminación del aire en la fuente, como la investigación publicada hoy.

Lea los 'Beneficios para la salud de reducir la contaminación del aire' publicados en Annals of the American Thoracic Society, y 'Aire limpio ahora', un informe de defensa basado en el documento.

 

Noticias