La intervención de la Unión en la OMS presiona para que los dirigentes políticos cumplan los compromisos contraídos en la Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Tuberculosis

El Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reúne esta semana en la primera de sus reuniones bianuales, donde los miembros acuerdan el orden del día y las resoluciones que se considerarán en la Asamblea Mundial de la Salud. La Unión presentó con éxito la siguiente intervención que presiona para que los dirigentes políticos cumplan con los compromisos contraídos en la Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Tuberculosis.

144º sesión del Consejo Ejecutivo de la OMS

Punto del orden del día: 5.8

Seguimiento de las reuniones de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre cuestiones relacionadas con la salud: eliminación de la tuberculosis

La Unión Internacional contra la Tuberculosis y las Enfermedades Pulmonares (La Unión) es una organización científica mundial fundada para promover soluciones a los problemas de salud pública más apremiantes que afectan a las personas que viven en la pobreza, incluida la tuberculosis.

La Unión acoge con satisfacción la asociación y el compromiso de la OMS con los agentes no estatales que trabajan para que los gobiernos cumplan con los compromisos contraídos en la Declaración Política sobre Tuberculosis de 2018.

La participación de la OMS en iniciativas como FIND.TREAT.ALL#ENDTB es importante para mantener la tuberculosis en las agendas de los gobiernos nacionales. La Unión recomienda que estas iniciativas se complementen con las siguientes actividades, que la OMS debería apoyar:

  • Elevar la prevención de la tuberculosis como una prioridad, empezando por la detección rápida y rutinaria de los contactos en el hogar y la atención holística de la tuberculosis para todos los miembros afectados de esos hogares, incluidos los niños y adolescentes. Sólo uno de cada cuatro contactos en el hogar menores de cinco años fue examinado para detectar la tuberculosis en 2017, y sólo la mitad de los países con una alta carga de tuberculosis y VIH informaron datos sobre los contactos en el hogar con VIH que recibieron terapia preventiva contra la tuberculosis.
  • Involucrar a nuevos socios. El Informe mundial sobre la tuberculosis 2018 de la OMS muestra que la desnutrición, el VIH, el tabaco, la diabetes y el consumo nocivo de alcohol son factores subyacentes en la mitad de la incidencia de la tuberculosis, lo que exige una colaboración más estrecha con los asociados que trabajan en estos desafíos.
  • Identificar enfoques basados en los derechos humanos para la prestación de servicios de atención a la TB que tengan potencial de replicabilidad y escalabilidad, y crear un portal en línea en el que los asociados puedan explorar modelos, aprender cómo funcionan y ponerse en contacto con los encargados de la implementación. Los líderes del gobierno se han comprometido a tomar medidas, pero existe un gran potencial para perder el impulso a la hora de determinar cómo cumplir con el compromiso. Tener la capacidad de revisar fácilmente los enfoques modelo puede ayudar a traducir los compromisos en acciones.

 

Noticias