La financiación de la investigación sobre la tuberculosis alcanza nuevas cotas, pero sigue siendo insuficiente

La inversión en investigación sobre tuberculosis (TB) alcanzó un récord sin precedentes de $772 millones en 2017, según el informe publicado esta semana por Treatment Action Group (TAG) y Stop TB Partnership. Sin embargo, a pesar de este progreso, la financiación para la investigación de la TB sigue siendo insuficiente, y está más de $1.2 mil millones por debajo de la meta anual requerida de $2 mil millones.

En la reciente Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre TB, los estados miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a "movilizar financiación suficiente y sostenible" para la investigación sobre TB "con el objetivo de aumentar las inversiones globales generales a $2 mil millones, con el fin de cerrar la brecha de financiación anual de US$1.3 mil millones".

El nuevo informe de TAG determinó que aunque el financiamiento para la investigación de la TB está mostrando algunos signos de progreso positivo, todavía estamos lejos de donde necesitamos estar. Para cumplir con el objetivo del Plan global para acabar con la TB (plan global) de Stop TB Partnership de invertir $9 mil millones entre 2016 y 2020, el mundo tendrá que invertir $7.5 mil millones en los tres años comprendidos entre 2018 y 2020, ya que las inversiones en 2016 y 2017 solo ascendieron a $1.5 mil millones en total.

El informe indica que en 2017, el 66 por ciento ($510 millones) de la financiación mundial para la tuberculosis provenía de fuentes públicas, el 19 por ciento ($145 millones) de la filantropía, el 11 por ciento ($85 millones) de la industria privada, y el 4 por ciento ($32 millones) de entidades multilaterales. La financiación pública fue la que registró el mayor crecimiento en 2016, con un aumento de $27 millones.

El director ejecutivo de TAG, Mark Harrington, dijo: "Más del 60 por ciento de los fondos para la investigación y el desarrollo de la tuberculosis provienen del sector público, por lo que la acción del gobierno es fundamental".

"TAG llama a todos los gobiernos a que aumenten sus inversiones en investigación y desarrollo sobre la tuberculosis aportando su parte justa. Si cada país destinara solo el 0.1% de su gasto total en I+D a investigación sobre la tuberculosis, podríamos cubrir el actual déficit de financiación".

En respuesta a la publicación del informe, Grania Brigden, Directora Adjunta del Departamento de TB y VIH de La Unión, dijo: "Llamamos a los líderes políticos a que cumplan los compromisos asumidos en la Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre tuberculosis, y cubran el déficit de financiación de la investigación y el desarrollo sobre la tuberculosis que se necesita con urgencia. Si todos los países pagaran su parte justa, de acuerdo con el enfoque del gasto interno bruto en I+D (GERD), podríamos garantizar que la inversión en I+D para 2018-2019 supere por primera vez los $1 mil millones".

"El mes pasado, La Unión organizó la primera TBScience, una pre-conferencia dedicada a la ciencia básica, y destacó los muchos avances nuevos y emocionantes en la investigación y desarrollo de la TB que se están realizando. Es fundamental que se encuentren las inversiones adecuadas para seguir avanzando en estos desarrollos y permitir que se alcancen los objetivos de la estrategia END TB.

"La financiación adicional para la investigación y el desarrollo de la tuberculosis, en particular por parte de donantes públicos y filantrópicos, debe garantizar la existencia de disposiciones sobre el intercambio de datos y el acceso y la asequibilidad del producto final, de acuerdo con el Premio Life, que desvincula el costo de I+D del costo final de los medicamentos".

Leer el informe completo.

Noticias