Intervención de la Unión en la 72ª Asamblea Mundial de la Salud sobre resistencia antimicrobiana

En la 72ª Asamblea Mundial de la Salud, la Unión hace un llamado a los Estados miembros para que garanticen la participación estratégica de la tuberculosis (TB) como parte de la respuesta a la resistencia a los antimicrobianos (RAM), destacando que los planes de acción de la RAM deben incluir un apoyo sólido para hacer frente a la tuberculosis resistente a los fármacos (DR-TB, por sus siglas en inglés).

La Unión leyó formalmente la siguiente intervención ante la Asamblea Mundial de la Salud.

La Unión Internacional contra la Tuberculosis y las Enfermedades Pulmonares (La Unión) es una organización científica mundial fundada para promover soluciones a los problemas de salud pública más apremiantes que afectan a las personas que viven en la pobreza, incluida la tuberculosis y la TB zoonótica.

"La Unión y sus miembros están luchando diariamente con el reto de prevenir, diagnosticar y tratar la DR-TB. Para muchos países en los que tienen su sede los miembros y beneficiarios de la Unión, la DR-TB es la infección resistente de la que están en mayor riesgo. Las vacunas, los diagnósticos y los tratamientos actuales son totalmente inadecuados. Nuevos datos revelan que las muertes atribuidas a la DR-TB en un año le costarán a la economía mundial al menos U$S 17.800 millones en pérdidas futuras de PBI (PPA)".

"Por lo tanto, la respuesta a la resistencia a los antimicrobianos debe incluir una fuerte respuesta a la TB. La Unión acoge con satisfacción la clara inclusión de la tuberculosis en la actualización prevista sobre los patógenos prioritarios de la OMS para apoyar la tan necesaria inversión en investigación y desarrollo para descubrir agentes antibacterianos para la tuberculosis resistente a los fármacos. La Unión espera que la OMS destaque los recientes avances positivos en el desarrollo de vacunas contra la tuberculosis y la necesidad de inversión a la hora de dar prioridad y orientación a quienes financian la investigación y el desarrollo de vacunas".

"En el caso de los países con una elevada carga de tuberculosis, en particular los que se encuentran entre los 30 países más afectados por la MDR-TB de la OMS, los planes de acción de la RAM deberían incluir un apoyo sólido para abordar la DR-TB, incluido el apoyo a la I+D, y para proporcionar un acceso universal al diagnóstico, el tratamiento y la atención holística que incluya apoyo psicosocial para los pacientes y las familias afectados por la DR-TB. Es importante que tanto los planes estratégicos nacionales para la RAM como para la TB se financien en su totalidad y no se desmerezcan o compitan entre sí".

 

Noticias