El parlamento armenio aprueba una nueva ley de control del tabaco

La Unión elogia al Parlamento armenio que votó, el 11 de febrero, a favor de una ley integral de control del tabaco. Entre sus medidas más importantes, la ley promulga la prohibición de fumar en interiores en todos los lugares públicos (cafés y restaurantes), lugares de trabajo y transporte público; también establece la prohibición total de la publicidad, el patrocinio y la promoción de los productos de tabaco, y exige el uso de empaquetados genéricos. Tal vez lo más importante es que la ley impone multas estrictas en caso de incumplimiento.

Armenia ha sido una anomalía desafortunada en la región del Cáucaso Sur, ya que no ha logrado obtener un apoyo político significativo para la lucha contra el tabaco y la aplicación de la ley, incluso cuando los países vecinos fueron eficaces en ambas medidas. Una ley de 2005, por ejemplo, prohibió el tabaco en hospitales, escuelas e instituciones culturales pero, junto con las restricciones adicionales de 2006, resultó ineficaz al no existir sanciones legales específicas para los incumplimientos. El gobierno también intentó regular el tabaco en 2017, pero la ley nunca entró en vigor.

"Esta nueva ley es de importancia crítica", dijo el Dr. Gan Quan, Director de Control del Tabaco de La Unión. "Hace tiempo que nos preocupa profundamente la epidemia de tabaco en Armenia y creemos que esta nueva legislación puede ayudar a crear un cambio radical muy necesario".

Más del 50 por ciento de los hombres armenios fuman actualmente con regularidad, y el país tiene el segundo número más alto de fumadores hombres en la región europea de la Organización Mundial de la Salud. No es sorprendente que Armenia tenga una alta incidencia de cáncer de pulmón y que, según el Ministro de Salud Arsen Torosyan, no se le haya llamado erróneamente "cenicero".

Torosyan, que se convirtió en Ministro de Salud en 2018, encabezó la ley, criticando valientemente a los que no la respaldaban. Fue aprobada por la Asamblea Nacional en diciembre de 2019, con una votación de 83 a 15. En los debates parlamentarios de febrero, la diputada de Torosyan, Dra. Lena Nanushyan, reiteró la urgencia de la ley, señalando: "El consumo de cigarrillos es responsable del 10 por ciento de las muertes anuales en Armenia y esta es una cifra significativa".

La prohibición de fumar en interiores entrará en vigor en marzo de 2022. Las violaciones implicarán multas que van desde 50,000 drams (U$S 105) a 200,000 drams (U$S 418).

Durante el período hacia la aplicación, La Unión seguirá apoyando al Ministro de Salud y otros asociados que, sin duda, experimentarán una importante oposición y rechazo por parte de la industria tabacalera.

"La historia nos ha demostrado que no hay tiempo para ser complacientes", advirtió el Dr. Gan Quan. "Armenia ha dado un paso importante, pero los defensores del control el tabaco deben permanecer alertas, vigilando la interferencia de las empresas que podría arruinar el progreso".

 

Noticias