El papel del sistema judicial en la protección del derecho humano a la salud

El Director Regional de la Unión para América Latina, Gustavo Sóñora, abogó por que el sistema judicial desempeñe un rol en la protección del derecho humano a la salud en un evento regional celebrado en la Corte Suprema de Paraguay y organizado de forma conjunta por el Ministerio de Salud.

El evento, celebrado los días 26 y 27 de agosto, fue organizado por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) para analizar hasta qué punto el sistema judicial debería ser responsable de la defensa de los derechos humanos en la salud pública.

En representación de La Unión, el Sr. Sóñora presentó un análisis del caso Philip Morris International (PMI) contra el Gobierno de Uruguay. PMI interpuso una demanda contra Uruguay, argumentando que las políticas de control del tabaco del país - es decir, las limitaciones de la marca de tabaco y las advertencias sanitarias gráficas que cubren el 80 por ciento de la superficie de los paquetes de tabaco - violaban las protecciones de marca registrada e inversión. En julio de 2016, después de una larga batalla legal de seis años, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones rechazó las demandas de PMI y otorgó la victoria a Uruguay.

"Este caso es un ejemplo importante de cómo el sistema legal puede apoyar el derecho del público a la salud", dijo el Sr. Sóñora. "El Estado tiene una obligación con la salud pública, y la adopción del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud es un ejercicio crucial del poder del Estado para proteger a las personas de los daños del tabaco". 

Uruguay es un modelo de cómo un liderazgo fuerte puede combatir la devastación causada por el tabaco. En 2018, con el apoyo técnico de La Unión, se convirtió en el primer país de América Latina en exigir empaquetado genérico en los productos del tabaco. Uruguay ahora tiene las restricciones más amplias del mundo sobre marcas del tabaco, debido a su combinación de normas de empaquetado genérico y "presentación única". Lo último significa que las compañías tabacaleras solo pueden vender una variante dentro de su familia de marcas.

La Unión ha trabajado con Uruguay desde 2014 en virtud de la iniciativa Bloomberg Initiative to Reduce Tobacco Use, ofreciendo asistencia técnica para lograr más políticas de control del tabaco, mejorar la aplicación y evaluar el impacto de las políticas. Junto con la legislación de empaquetado genérico, un plan estratégico de control del tabaco de cinco años para guiar las acciones del gobierno, y un manual actualizado de implementación para inspectores de la salud, resultaron de esta colaboración.

La Unión insta a los países a que sigan el ejemplo de Uruguay en su lucha contra la industria tabacalera y en defensa del derecho humano a la salud.

 

Noticias