El informe de Economist Intelligence Unit enfatiza las principales lagunas en la respuesta mundial a la tuberculosis farmacorresistente

La Unión acoge con satisfacción un informe publicado hoy por The Economist Intelligence Unit que pone de relieve las enormes lagunas en la respuesta actual a la tuberculosis farmacorresistente (DR-TB) e incluye nuevos datos asombrosos sobre su devastador impacto en la vida humana, así como en la economía mundial. El informe indica que las muertes causadas por la DR-TB le cuesta a la economía mundial al menos U$S 17,800 millones en un solo año. Sólo en 2017, más de 550,000 personas contrajeron DR-TB en casi todos los países del mundo y causaron 230,000 muertes.

La Unión llama a un compromiso y una acción urgentes para hacer frente a la creciente amenaza de la DR-TB. La Dra. Grania Brigden, Directora Adjunta del Departamento de TB de La Unión y colaboradora del informe, dijo:

"Las cifras de este informe son alarmantes y proporcionan una base económica sólida para aumentar la inversión en TB ahora. Cuando consideramos que estas cifras se basan en estimaciones conservadoras -no capturan las pérdidas relacionadas con las aproximadamente 400,000 personas con DR-TB que no han sido diagnosticadas o tratadas, o con las 70,000 muertes indocumentadas causadas por la DR-TB- el efecto total potencial de la TB en una escala personal y económica es asombroso.

"La única respuesta lógica, tanto desde el punto de vista moral como económico, es invertir en la atención integral de la tuberculosis y aumentar la inversión en investigación y desarrollo (I+D). Si se hace correctamente, esto podría dejar un legado de sistemas de salud fortalecidos con mecanismos de respuesta más sólidos y mejor equipados para hacer frente a los futuros problemas de salud.

"Además del impacto económico global, los hogares afectados por la DR-TB incurren en costos catastróficos como resultado, afectando desproporcionadamente a aquellos con menos recursos y perpetuando el ciclo de pobreza.

"La eliminación exitosa de la DR-TB requerirá proteger a los afectados por el impacto económico de la enfermedad. Garantizar la cobertura universal de salud es fundamental para este esfuerzo, que incluye garantizar estrategias eficaces de protección social, como programas de bienestar social, apoyo alimentario, subvenciones por discapacidad, vales para transporte, apoyo a la vivienda y políticas de seguridad del empleo.

"Este informe indica que invertir en la tuberculosis proporciona un alto rendimiento de la inversión, pero la financiación de los programas de prevención, atención y tratamiento de la tuberculosis sigue estando por debajo de sus objetivos en U$S 3,500 millones, una diferencia que se espera que aumente considerablemente en los próximos años a menos que los países actúen".

Its Time to End Drug-Resistant Tuberculosis: The Case for Action, publicado por The Economist Intelligence Unit con apoyo de Johnson & Johnson, está disponible aquí.

Noticias