Día Mundial de la EPOC 2018 - Nunca es demasiado pronto, nunca es demasiado tarde

La Unión apoya el Día Mundial de la EPOC para crear conciencia sobre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y mejorar la atención de la EPOC en todo el mundo.

Hoy se conmemora el Día Mundial de la EPOC, organizado por la Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease (GOLD), miembro del Forum of International Respiratory Societies (FIRS), con el tema "Nunca es demasiado pronto, nunca es demasiado tarde". El tema llama pone de relieve el hecho de que la EPOC puede originarse en una etapa temprana de la vida; por lo tanto, el diagnóstico y la intervención tempranos son fundamentales; pero, además, dado que esta enfermedad se puede tratar, nunca es demasiado tarde para el diagnóstico y el tratamiento. 

La EPOC es una enfermedad que se puede prevenir y que causa disnea, producción crónica de flema y tos; existen 251 millones de casos actuales de EPOC en el mundo.  En la actualidad, la EPOC es la tercera causa de muerte en todo el mundo y prevalece en los países de bajos recursos. La exposición al humo del tabaco y la inhalación de otras partículas y gases tóxicos son los principales factores de riesgo para la EPOC, aunque las investigaciones recientes han identificado que el desarrollo de los pulmones antes y después del nacimiento también puede aumentar el riesgo posterior de EPOC.

"Las primeras etapas de la EPOC, a menudo, no se reconocen. Esto se debe en parte a que no esta enfermedad no se tiene en cuenta durante la infancia y, en parte, al hecho de que muchas personas mayores descartan sus síntomas, como por ejemplo: falta de aire, tos crónica y flema, como un aspecto normal de la edad o una consecuencia esperada del consumo de cigarrillos", afirma el profesor Alvar Agusti (España), presidente de la Junta Directiva de la GOLD.

La EPOC se diagnostica con mediante prueba respiratoria llamada "espirometría". Esta prueba es fácil de realizar, no invasiva e indolora, y solo toma unos minutos. Diagnosticar estos casos desde el principio es muy importante para prevenir la progresión de la enfermedad; este enfoque puede reducir la incidencia de la enfermedad y las tasas de mortalidad en el futuro. Aumentar el conocimiento público de la EPOC, específicamente de las estrategias de prevención, es de extrema importancia. Las personas con dificultad respiratoria crónica de cualquier tipo, o con producción de tos y flema, deben someterse a una prueba de espirometría.

La Unión promueve una mayor conciencia de la salud respiratoria y apoya las iniciativas internacionales para reducir la incidencia de la EPOC, incluidos los programas para dejar de fumar, la lucha contra la contaminación del aire en interiores y exteriores, así como el examen de los factores de desventaja durante la infancia (como tabaquismo de los padres, infecciones respiratorias y asma no controlada).

Si bien en la actualidad no existe una cura para la EPOC, pueden tomarse medidas en todas las etapas de la enfermedad. Nunca es demasiado temprano para diagnosticar la disfunción pulmonar e intervenir en consecuencia; y nunca es demasiado tarde para dejar de fumar y comenzar a combatir la enfermedad y sus consecuencias.  Las terapias disponibles actualmente pueden aliviar los síntomas de falta de aliento, producción de tos y flema, y brotes de enfermedades.

Noticias