Desafíos y oportunidades para prevenir la tuberculosis en personas que viven con VIH en países de bajos ingresos

Autores de la Unión han publicado un documento en The International Journal of Tuberculosis and Lung Disease, titulado: Desafíos y oportunidades para prevenir la tuberculosis en personas que viven con VIH en países con bajos ingresos.

Las personas que viven con VIH (PVVIH) tienen un alto riesgo de desarrollar tuberculosis (TB), por lo que es fundamental prevenir la TB. Se ha determinado que las terapias preventivas son extremadamente eficaces, pero en la mayoría de los países de bajos ingresos con altas cargas de tuberculosis asociada al VIH, estas intervenciones no se están llevando a cabo. Este documento reciente explora estos desafíos y proporciona información práctica y actualizada sobre intervenciones claves que pueden ser implementadas por los administradores de programas para prevenir la tuberculosis entre las PVVIH en países de bajos ingresos.

El documento ha sido desarrollado por consultores de la Unión TB-VIH después de una reunión en la 48ª Conferencia Mundial de la Unión sobre Salud Pulmonar en Guadalajara, México, donde se discutieron las posibles intervenciones. En el documento se examinan específicamente las intervenciones terapéuticas más importantes, a saber, la terapia antirretroviral (TAR) y la terapia preventiva con isoniazida (TPI), centrándose en los problemas programáticos y las oportunidades en torno a su aplicación y situándolas en el contexto de otras intervenciones preventivas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda ahora que todas las PVVIH, independientemente de su recuento de células CD4 o de la etapa clínica de la enfermedad, inicien el tratamiento antirretroviral, y que esta iniciación temprana entre las PVVIH asintomáticas tenga un potente efecto preventivo de la tuberculosis, con aún más beneficios en las personas con inmunodeficiencia avanzada. El documento destaca que, si bien los datos sobre la terapia antirretroviral en la prevención de la tuberculosis son alentadores, la terapia antirretroviral por sí sola no funciona adecuadamente y, por lo tanto, la optimización de la prevención de la tuberculosis requiere intervenciones adicionales.

Ahora se ha establecido que la TPI, combinada con el tratamiento antirretroviral entre las PVVIH, reduce significativamente el riesgo de tuberculosis y mortalidad en comparación con el tratamiento antirretroviral solo, y por lo tanto tiene grandes beneficios potenciales. Sin embargo, a pesar de la evidencia, esta intervención no se implementa en la mayoría de los países de bajos ingresos con altas cargas de tuberculosis asociada al VIH.

Los autores instan a que para reducir la tuberculosis en las PVVIH en los países de bajos ingresos, las medidas deben incluir garantizar que todas las personas en riesgo conozcan su estado serológico respecto al VIH, y que las personas a las que se les ha diagnosticado la infección por VIH inicien inmediatamente el tratamiento antirretroviral y lo utilicen de forma sostenida. Se debe considerar la implementación y ampliación de la TPI combinada con la terapia antirretroviral temprana, abordando temas como: duración del tratamiento, uso de herramientas de diagnóstico para excluir la tuberculosis activa, suministro sólido de medicamentos, apoyo y seguimiento centrado en el paciente, detección de la tuberculosis entre los contactos cercanos y control de la infección. Se requiere un fuerte compromiso y colaboración entre los programas de VIH y tuberculosis.

 

Noticias