José Luis Castro destaca la necesidad urgente de abordar las enfermedades no transmisibles en Cuba y en el mundo

El pasado 16 de noviembre, José Luis Castro, Director Ejecutivo de La Unión, participó en el VII Congreso Nacional de Higiene y Epidemiología en Cuba al intervenir con un discurso sobre la prevención de las enfermedades no transmisibles (ENTs) en Cuba y en el mundo. Mientras  felicitaba al país por su sistema de salud, exhortó a Cuba a hacer más para combatir su importante carga de enfermedades no transmisibles.

José Luis Castro comenzó haciendo hincapié en el fuerte sistema de salud de Cuba, que tiene cobertura de salud universal desde 1976. Sin embargo, desafió a Cuba a hacer aún más prestando más atención a las enfermedades no transmisibles prevenibles, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares y respiratorias crónicas.

A pesar del fuerte sistema de salud en Cuba, casi el 86 por ciento de las muertes se deben a las enfermedades no transmisibles. "Podemos y debemos tomar medidas para cambiar esto" añadió, y continuó observando los obstáculos de salud que Cuba enfrenta, explicando que abordándolos es la mejor manera de entregar las soluciones correctas a estos problemas específicos.

El riesgo más importante para las ENT es el tabaco. Cada año, casi 20 000 cubanos mueren por cáncer pulmonar y otras enfermedades relacionadas con el tabaco. José Luis Castro enfatizó que la implementación de las directrices globales de control del tabaco establecidas en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT) reduciría la enfermedad y la muerte.

Cuba ya ha tomado medidas para implementar una fuerte legislación nacional antitabaco, que protege a más personas en Cuba del tabaco. Elogiando el hecho de que Cuba ya cumpla con la recomendación del Convenio Marco sobre los impuestos al tabaco, José Luis Castro propuso que el siguiente paso sería elevar los precios de los productos del tabaco. Un aumento del 10% en el precio de los productos de tabaco puede reducir el consumo en un 5%.

"No puedo enfatizar suficientemente lo importante que son las pautas de control del tabaco del CMCT para la reducción de las ENT. Las políticas del CMCT han demostrado ser eficaces. Hago un llamamiento al gobierno de Cuba y a todos los gobiernos para que apliquen estas mejores prácticas."

Al igual que la industria tabacalera, las industrias de bebidas alcohólicas, bebidas azucaradas y procesadas practican la comercialización y la promoción agresivas. Casi la mitad de los cubanos tienen sobrepeso u obesidad. Muchos ciudadanos confían en los alimentos procesados baratos, mientras que los alimentos frescos, sanos han sido escasos y costosos por décadas. Castro hizo hincapié en que los impuestos sobre el alcohol y las bebidas azucaradas reducirían el consumo y fomentarían alternativas saludables.

"A nivel mundial, sabemos que las maneras más efectivas de reducir las ENTs son a través del cambio de políticas y el aumento de la educación pública que cambia las actitudes", indicó, "y Cuba tiene buenas políticas en vigor y el potencial para avanzar considerablemente en la reducción de las ENT".

En Cuba el 75 por ciento de su población vive en zonas urbanas. Además señaló la gran necesidad de centrarse en la calidad del aire interior y exterior debido a los daños a la salud que resultan de la contaminación. Habló sobre la reciente y sin precedentes emergencia de contaminación atmosférica en Delhi como un precursor de lo que está por venir en todo el mundo, si no tomamos las medidas apropiadas para asegurar aire limpio.

Para concluir, José Luis Castro mostró su optimismo sobre la posibilidad de que Cuba "sea un ejemplo destacado para el resto del mundo en la reducción de las ENT."

Noticias