El Director Ejecutivo de La Unión pide una colaboración innovadora para abordar las ENT en el Foro Mundial de la Salud

Los líderes mundiales, incluidos muchos del ámbito de la salud, se reunieron para centrarse en cómo lograr un futuro de asistencia sanitaria sostenible en el Foro Mundial de la Salud en La Haya, Países Bajos, del 28 al 29 de noviembre.

El Director Ejecutivo de La Unión, José Luis Castro, pronunció un discurso titulado "La creciente pandemia de las enfermedades no transmisibles", subrayando la crisis que se avecina por la inacción en las enfermedades no transmisibles (ENT). Esta "crisis de nuestra propia creación" amenaza con ser una crisis en la salud pública pero con ramificaciones cruciales en toda la sociedad:

"El costo económico y social de las enfermedades no transmisibles excede en gran medida a sus costos médicos. El costo de la inacción sobre las enfermedades no transmisibles supera con creces el precio de su reducción ", expresó Castro en el foro.

"Las enfermedades no transmisibles no sólo afectan a las personas y a las familias, sino también afectan a las economías y a los sistemas de salud a través de la reducción de la productividad laboral, una mayor carga médica y pérdida de ahorro. Estos efectos agravan la pobreza y la desigualdad en todo el mundo."

Además explicó los desafíos que plantean los daños prevenibles del consumo de tabaco y alcohol, la inactividad física y el aire contaminado. Juntos se llevan la vida de más de 43 millones de personas cada año. Una carga que asciende a más del 70 por ciento de muertes a nivel mundial.

El Director Ejecutivo de La Unión sugirió a los delegados que una forma clave para disminuir esta carga es a través de una colaboración innovadora:

"Los departamentos de salud pública y las organizaciones de la sociedad civil deben extenderse más allá de sus tradicionales asociaciones. Las sociedades médicas y las organizaciones de salud, por ejemplo, pueden ser aliados en la promoción de cambios en la legislación, agendas internacionales de salud, políticas nacionales y locales de salud y asignación de recursos”.

Castro citó los recientes triunfos en Filipinas, donde se ha aplicado un impuesto sobre el tabaco y el alcohol. Dijo que este impuesto "nunca habría sucedido sin la participación del Ministerio de Finanza junto con el Ministerio de Salud".

En conclusión, le recordó a los asistentes que abordar la amenaza de las enfermedades no transmisibles es crucial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la Organización Mundial de la Salud para el año 2030 y reiteró un llamamiento a la cooperación para eliminar la terrible carga de enfermedades no transmisibles en el mundo, pero particularmente en los más necesitados:

"En África, como estoy seguro que saben, hay un dicho: 'Si quieres ir rápido, vete solo; Si quieres ir muy lejos, vayan juntos”.

"Ha llegado el momento de que no sólo vayamos lejos, sino también tan rápido como podamos. La salud y el bienestar del mundo dependen urgentemente de esto”.

"Como líderes de los sectores que tendrán el mayor impacto en la salud mundial debemos actuar ahora, debemos actuar con rapidez y, lo que es más importante, debemos actuar juntos".

Noticias